Este blog es un refugio, es un capricho, un lujo. Es mi ocasión de jugar con las palabras, de darles forma, de pretender lectores, de desparramar mi sesgada interpretación de esta vida loca. Este blog contiene algunas de mis cosillas que ya sé yo.

martes, 28 de abril de 2015

Despedida y cierre

Hacía mucho que no lloraba.

Ahora, más ligera, ya puedo cerrar la cajita que construí con tanto mimo. Dar una vuelta de llave, frotarla con un paño y buscarle un lugar protegida de la humedad, de la luz directa; de las certezas, de los juicios, de los amores que matan. Olvidar por un tiempo que está ahí. Y quizá reencontrarla con nostalgia en un relato sin verbos, en el que palabras sueltas dancen mientras en mi cabeza suenan violines.

No hay comentarios: