Este blog es un refugio, es un capricho, un lujo. Es mi ocasión de jugar con las palabras, de darles forma, de pretender lectores, de desparramar mi sesgada interpretación de esta vida loca. Este blog contiene algunas de mis cosillas que ya sé yo.

martes, 21 de febrero de 2012

Mi abrazo

Tengo dos amigos. Los dos están tristes. Y me siento mal a este lado de su pena, porque no puedo hacer que desaparezca; no puedo hacer que estén bien, que tengan la ilusión pintada en la mirada. No puedo hacer otra cosa que escuchar, que intentar comprender, intentar que sientan que en lo bueno y en lo malo, son igual mis amigos.

Pienso en ellos y en el estómago algo se me da bruscamente la vuelta. En la garganta, un nudo no me deja tragar. Se me cuelan en los sueños, en las preocupaciones, entre las teclas… Se me van las ocasiones de decirles que les quiero mucho y que este momento se me clava en el alma. Que quisiera tener una manta que pudiera protegerles del frío y una primavera en ciernes que invitarles a pasar en paz, en el primer calorcito de una tarde de abril.

Estas líneas son para ellos: para que sientan mi cariño, mi comprensión, mi deseo grande de que puedan sentirse bien. Estas líneas son mi abrazo.

No hay comentarios: