Este blog es un refugio, es un capricho, un lujo. Es mi ocasión de jugar con las palabras, de darles forma, de pretender lectores, de desparramar mi sesgada interpretación de esta vida loca. Este blog contiene algunas de mis cosillas que ya sé yo.

martes, 6 de septiembre de 2011

Tirita para ti

He echado en falta tu sonrisa entera, la luz de tu mirada limpia, amiga. He querido abrazarte fuerte y decirte cuánto te quiero, pero como casi siempre, demasiada ropa tendida... 
Me duele tu tristeza omnipresente, pero tu aparente fragilidad no me confunde. Esas lágrimas contenidas no consiguen desdibujar la fuerza que llevas en tu alma creadora, en tu corazón amable, en tu cuaderno de ruta. Me gusta tu compañía, tu serenidad, tu dulzura.
Me entristece tu mal trago y sabes que nos lo podemos tomar juntas, a sorbitos, cuando quieras, cuando puedas. Estas palabras son sólo un apósito, ya lo sé. Se despega con el agua y no cura. Pero, quiero pensar que te gustará distraer la atención de tu pupa sabiéndola cubierta con esta tirita que me invento para ti. Si se levanta, no pasa nada: tengo más.

No hay comentarios: