Este blog es un refugio, es un capricho, un lujo. Es mi ocasión de jugar con las palabras, de darles forma, de pretender lectores, de desparramar mi sesgada interpretación de esta vida loca. Este blog contiene algunas de mis cosillas que ya sé yo.

martes, 26 de julio de 2011

Veo raro

Es el tercer día que amanezco con un terrible dolor de cabeza. Tras muchas horas de dolor y momentos puntuales de desear una fugaz guillotina sobre mi pescuezo, la percepción de la realidad se vuelve confusa. Quizás es porque no puedo abrir los ojos del todo; no sé si porque los músculos de los párpados no me responden o si es por esta luz ofensiva de los días nublados de verano (inciso para mandar un abrazo gordo a mi amiga Ana, que celebra hoy su santo, y se duele, pobre, del asco de tiempo que tienen - al menos hoy- también en Zaragoza. Tú sabes cuán grande es la comprensión que encuentras en mí).

Pues eso, que no veo bien. Que se pasea delante de mis ojos una telilla… como un tul… como esa nube horrorosa de las discotecas que, por otra parte, tiene el mismo efecto que la luz blanca ésa, espídica e intermitente, que hace que parezca que todo el mundo baila que te mueres.

Luego es que resulta que miro la prensa y me encuentro con noticias que… ¿de verdad destacan eso en portada? Pues sí, en portada: “Me encanta el verano en Euskadi. Es mi día favorito del año”. Se trata de una página de Facebook. La noticia la da a conocer El Correo Digital bajo este titular: “Euskadi iguala hoy el récord de días de lluvia en el mes de julio: 19”. Se ve que los vascos y vascas que tenían que estar abarrotando las piscinas ya no saben en qué entretenerse. 4.500 seguidores. A mí en ésas no me pillan. Por cierto, Paco: ¿tú crees que nos tienen pinchadas las comunicaciones? Este dolor de cabeza...

Otro titular que consigo leer por detrás de mi niebla particular: “Vitoria pierde juventud y registra su mayor envejecimiento en 20 años”. Menos mal que aunque nos hagamos viejos, nuestra piel está divina, porque como el sol ni nos huele…

Más: “Fiesta bestial en el campus por el patrón de los ganaderos”. Se entiende el juego de palabras pero, en serio, compañera periodista: bestial, no. Que se tiró lloviznando todo el día.

Otro: “Belén Rueda tiene miedo”. Se mete en la piel de una jueza que investiga extraños sucesos relacionados con hombres (lobo) en la nueva serie de Antena 3. Permitidme la broma, amigos que me seguís… Es este dolor de cabeza…

Y uno más: “A Telecinco no le gusta la palabra telebasura”. Ni a mí las previsiones de Euskalmet. Pero es lo que hay.

No hay comentarios: