Este blog es un refugio, es un capricho, un lujo. Es mi ocasión de jugar con las palabras, de darles forma, de pretender lectores, de desparramar mi sesgada interpretación de esta vida loca. Este blog contiene algunas de mis cosillas que ya sé yo.

viernes, 22 de julio de 2011

Siempre es la misma "carajada"

Sin más, añadir a mi entrada de ayer que hoy me siento ciertamente acompañada en mi estado de locura transitoria asociada a frentes fríos indeseados. Esta misma mañana en el tranvía tenía lugar esta conversación que reproduzco con toda la fidelidad de la que mi veloz bolígrafo ha sido capaz: -¿Ya miraste el tiempo para hoy? –No. Ya no lo miro, porque es siempre la misma carajada. A estas alturas del año guardándonos con chaquetas. –Aaaaaah, sí. Así es la cosa. Aquí no sabe llegar el verano.

Pues ya seremos punto estratégico de comunicaciones, ya. Pero el verano, llegar hasta aquí, no sabe.

Termino haciendo gala de una generosidad que creo que el destinatario no merece, y le cedo un espacio en mi blog a otro ciudadano, en el mismo tranvía: -"Da gusto. Estos días tan sanos…". Anda, anda... Bájate que la siguiente parada es la tuya. Bájate y no ofendas y respeta. Respeta, hombre de Dios. Respeta. ¡Oyeeee! Que te dejas la chaqueta…

No hay comentarios: